Formación para el empleo. Estadísticas 2017


La Fundación Estatal para la formación para el Empleo (Fundae), en colaboración con el Servicio Público de Empleo Estatal, publica anualmente las estadísticas de formación para el empleo correspondientes al ejercicio anterior. El pasado 28 de marzo se publicó el balance de situación de 2017, donde se recogen datos sobre diferentes puntos. En el artículo de hoy hacemos un recorrido por los más destacados.

 

Destino de los fondos

Se han destinado 1064 millones de euros a formación para trabajadores ocupados, lo que supone un descenso respecto al año anterior. Éstos se han distribuido de la siguiente manera:

  • Bonificaciones a empresas: 632,9 millones de €
  • Convocatorias estatales (subvenciones): 212,7 millones de €
  • Convocatorias autonóminas (subvenciones): 121,2 millones de €
  • Formación Administraciones Públicas: 58,1 millones de €
  • Gastos funcionamiento de la Fundación: 39,2 millones de €

Destino fondos

 

Empresas que realizan formación

En 2017 hubo 355.507 empresas que realizaron formación para sus trabajadores, un porcentaje menor que en años anteriores. Las microempresas (1 a 9 trabajadores) son el grupo más numeroso de empresas formadoras. Le siguen pequeñas empresas (10 a 49 trabajadores), medianas empresas (de 50 a 249 trabajadores) y, por último, grandes empresas (más de 250 trabajadores).

Sin embargo, las grandes empresas se sitúan a la cabeza en tasa de cobertura de las empresas formadoras, pues casi el 93% de ellas ha llevado a cabo alguna acción de este tipo, frente al 17% de microempresas. Esta tasa se define como el porcentaje de empresas que realizan formación respecto al total de empresas que cotizan por formación.

 

Crédito a las empresas

De los casi 800 millones de euros de crédito asignado a las empresas, éstas solo utilizaron un 65,8%. Estos 517 millones de euros suponen un aumento respecto a 2016, pero es la proporción más baja de los últimos diez años.

 

Trabajadores formados

Existieron más de 4.000.000 de participantes en alguna acción formativa, de los cuales 2.616.951 fueron trabajadores. La desigualdad entre sexos también se manifiesta en términos de formación: en 2017 solo 4 de cada 10 participantes eran mujeres.

Respecto a las Comunidades Autónomas con más cobertura formativa, a la cabeza se situaron la Comunidad de Madrid, Cataluña, Navarra y País Vasco, superando el 32% de tasa media de cobertura formativa. En el opuesto encontramos a Ceuta y Melilla, situadas muy por debajo de la media nacional.

 

Permisos Individuales de Formación (PIF)

Es el permiso retribuido que la empresa le da al trabajador para su desarrollo laboral y profesional. Su objetivo es la realización de un curso y la obtención de una titulación oficial.

En 2017 6.277 trabajadores disfrutaron de un PIF. De todos ellos, un 58% fueron hombres y un 42 mujeres. Todo ello sumó un total de 477.728 horas lectivas, con una media de 76 horas.

El mayor porcentaje de PIF fue para formación reglada, con un 75%. Otras acreditaciones y los certificados de profesionalidad supusieron un 19,5 y 5,1%, respectivamente.

 estadísticas de formación para el empleo

La formación programada no supone coste alguno para el trabajador ni para la empresa. Las empresas disponen de un crédito para tal uso que se bonifican en las cuotas de la Seguridad Social. Este crédito tiene una duración anual y se pierde si no se utiliza.

Si estás pensando en formar a tus trabajadores, todavía estás a tiempo.

Ponte en contacto con nosotros. En CEFORA tenemos para ti y tus trabajadores un amplio catálogo de cursos disponibles.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *