Porque trabajar es un riesgo


Porque trabajar es un riesgo

No recuerdo cuando fue la primera vez que escuché el dicho: “…si no tienes trabajo no tienes nada (y  si lo tienes vaya faena)”  y en parte es muy cierto… porque nuestra vida ( y a veces, la de los seres que somos responsables) depende de una actividad, que nos ocupa una gran parte del tiempo, por la que recibimos a cambio una compensación en forma de un activo llamado dinero, con el que desarrollamos nuestra vida en el sistema de consumo. Ese dinero que recibimos no es solo a cambio de nuestro tiempo y sacrificio, sino que también se debe a los inconvenientes asociados a dicha actividad. En algunos casos, aunque parezca una paradoja, se pone en juego nuestra propia vida… porque trabajar es un riesgo.

Y es así, como el ser humano actual se desenvuelve en la sociedad del mundo desarrollado, pero esto no ha sido así siempre e incluso en otras sociedades contemporáneas no siguen el mismo modelo.

En este artículo vamos a realizar un repaso por la historia desde el origen del trabajo, su origen etimológico, términos relacionados, condiciones laborales, etc… hasta llegar a la actualidad y sus derechos laborales, donde se da importancia a la seguridad del trabajador mediante la normativa de prevención de riesgos laborales.

¿Nunca te has preguntado de dónde viene la palabra trabajo?

La palabra “Trabajar” tiene su origen en una palabra relacionada con la tortura, ya que deriva de un artefacto que se llamaba Tripalium (Tri- tres, palium- palo) que era una especie de yugo que se les ponía a los esclavos. En esa misma época, la mayoría de la población trabajaba, en calidad de semiesclavitud, en la agricultura haciendo un gran esfuerzo físico y en condiciones muy duras prácticamente infrahumanas, por eso relacionaban esa actividad con el dolor, penalidad, padecimiento, desgracia, la fatiga y el sufrimiento.

Por otro lado, el término “Faena” (del latín: facienda cuya traducción es “las cosas que hacer”) que en castellano tiene una connotación negativa, también se utiliza por los marineros para referirse al trabajo… “Salir a faenar” conscientes de la peligrosidad de la actividad en el mar.

Además  ”Feina” (faena en catalán) significa “quehacer” o tarea/s que es lo mismo que trabajar.

Vamos a ver las diferentes definiciones del concepto Trabajo:

  • Concepto Físico:

    Cambio en el estado de movimiento de un cuerpo producido por una fuerza de una magnitud dada. O lo que es lo mismo, será equivalente a la energía necesaria para desplazarlo de una manera acelerada.

  • Concepto Social: Actividad propia del ser humano (y de algunos animales) que requiere un esfuerzo, físico y/o mental, que tiene como finalidad la producción de bienes o servicios, y que satisface unas necesidades económicas.

El dinero que recibimos en compensación y pago por realizar dicha actividad se llama ”Salario” también llamado: paga, remuneración,  sueldo, soldada, estipendio, etc… Su origen es la palabra sal, con la que se pagaba a los legionarios romanos durante una época en la que la sal era una moneda muy valiosa.

 

Un poco de Historia…

Vamos a conocer por encima la evolución del trabajo en su acepción social a lo largo de la historia de la humanidad:

  • Origen del trabajo: A lo largo de la historia, los seres humanos han ido modificando sus hábitos y costumbres, utilizando su fuerza y conocimiento para tratar de satisfacer sus necesidades y mejorar su calidad de vida a través del empleo de los diferentes recursos y tipos de energía, realizando un intercambio tanto con el medioambiente como con otros seres humanos. Así se modifica su entorno y el propio individuo, al relacionarse solidaria o conflictivamente con sus semejantes. Esta actividad se realiza de forma individual o colectiva organizándose jerárquica y tecnológicamente y provocando la división social del trabajo.
  • Prehistoria: El trabajo era la actividad relacionada directamente con la subsistencia: la caza y la recolección (fruta, raíces y tubérculos, miel, semillas y carroña). En un inicio usábamos las manos y los pies, luego empezamos a utilizar las herramientas más básicas: palos y piedras. Estas herramientas básicas fueron incorporando modificaciones para realizar tareas más complejas y las transformamos en cuchillos, raspadores, punzones, armas de corto alcance, etc… más tarde el descubrimiento del fuego nos ayudó bastante en nuestras tareas.En esta época se produce una importante división social del trabajo según la condición sexual y la edad. El trabajo se realiza de forma colectiva.

Varios de los beneficios de la accesibilidad Web.

  • Edad antigua: Más tarde abandonamos el contacto tan estrecho con la naturaleza y nos agrupamos en centros urbanos y ciudades, surge así la agricultura como actividad, realizando un empuje muy grande a la tecnología. Creamos instrumentos que facilitan nuestras tareas en el campo: hoces y arados y aprendemos a utilizar la fuerza de los animales en nuestro beneficio. Al tiempo, descubrimos el uso del hierro para perfeccionar nuestras herramientas. Estas evoluciones (el empleo del hierro, la domesticación de los animales y la agricultura) generaron una diferenciación en los conocimientos muy especializados, y la especialización en el trabajo mucho más compleja de tal forma que afectó a la estructura de la sociedad (división del trabajo: intelectual – trabajo manual), básicamente: los que producían y los que se dedicaban a comerciar con esa producción. Los grupos de personas que realizaban mayor esfuerzo físico (agricultores, ganaderos y artesanos) ocupaban una jerarquía inferior y las que se dedicaban a tareas religiosas y militares ocupaban una mejor posición y disfrutaban de una serie de privilegios. En este periodo también se producen unos cambios sociales derivados del trabajo: el patriarcado sustituye al matriarcado, la propiedad privada se instaura (para la explotación comercial) y nace el esclavismo (ser humano como propiedad de otro ser humano). 
  • Edad Media: En esta época se acentúan mucho más los cambios de la fase anterior debido a las guerras por territorios y las relaciones de los poderosos, feudalismo, vasallaje, influencia de las monarquías… la diferencia entre el poderoso y el sometido se desorbita… las rutas comerciales y sus peligros incrementan el abuso de los poderosos…  el pago de la fuerza bruta de trabajo por la subsistencia del trabajador… la especulación de la producción… el control de la población por nobles, iglesia y militares… Aparecen oficialmente los mercados y se empiezan a consolidar los gremios de artesanos que a su vez establecen jerarquías: maestros, oficiales y aprendices… estas jerarquías son hereditarias, pasan de padres a hijos. Los gremios toman fuerza para tratar de estandarizar precios, horarios y condiciones y estar protegidos por las autoridades.Todo esto impulsa una mayor especialización en el trabajo apareciendo nuevos oficios.
  • Edad Moderna: Los gremios se desarrollan compitiendo frente a la aparición de la producción industrial  (se empiezan a realizar las primeras producciones de elementos en serie) por trabajadores no tan altamente cualificados como en los talleres gremiales… se les conoce como obreros, y son trabajadores asalariados carentes de derechos, protección y seguridad laboral. Los gremios toman un carácter elitista y de monopolio, donde el maestro controla y domina toda la producción, es el propietario del taller, de los medios, de las materias primas, de las herramientas y tienen contacto con los clientes. Esto empuja a gran parte de los trabajadores a convertirse en obreros. Mientras en la industria, el trabajo y el capital se separaron. El obrero tiene únicamente contacto con el empresario que le paga y pierde toda relación con el mercado y con el cliente. Al final la fábrica industrial (una especie de taller de grandes dimensiones que reunía a un gran número de obreros) gana frente al antiguo modelo: la manufactura artesanal en el taller del maestro. 
  • Revolución Industrial: A finales del siglo XVIII con la Revolución Industrial y la aparición de las primeras máquinas tecnológicas, la fábrica industrial se generaliza y se establece en un principio en Europa, concretamente en Inglaterra. Se impulsó la tecnología al aplicarse a la producción, aumentando así la cantidad y calidad de los productos. Con las mejoras en comunicaciones y los avances en transportes (ferrocarril y barco de vapor) Estos avances fueron posibles y tuvieron un gran impacto en la economía y en la sociedad. La máxima de los empresarios (propietarios de la industria y de la producción) era la competencia por generar la mayor cantidad de productos de la forma más económica posible y en el menor tiempo posible. Las máquinas mejoran tanto que son capaces de sustituir a varios trabajadores… las máquinas no descansan, no paran y no hay que pagarlas. También la organización del trabajo ayuda a economizar el tiempo en las fábricas. Todos estos cambios en la producción tienen un gran reflejo en la sociedad, los núcleos urbanos crecen y se concentran alrededor de las zonas industriales donde están estas fábricas. Los trabajadores llegan a tener jornadas de 17 horas diarias y se utiliza niños como mano de obra barata. En concreto a los niños y a las mujeres se les asignan las tareas más peligrosas, siendo los que menor salario tienen… no existe una legislación que regularice esta situación. Frente a esta injusta situación los obreros se comienzan a organizar lo que dará origen a los sindicatos. Prácticamente el mundo laboral se mantiene así hasta la aparición de un método revolucionario para organizar el trabajo y aumentar la productividad: organización científica del trabajo o taylorismo , que consiste en un cálculo comparativo del tiempo que utiliza un obrero en generar un producto o una parte  con el mismo empleado por una máquina. Esto se convirtió en una herramienta de presión para la competencia entre obreros. La máquina establecía el ritmo de trabajo y el obrero se tenía que acoplar, así se puso en práctica la cadena de montaje. El avance de los derechos de los trabajadores y de las mejoras de sus condiciones no aumentaron en gran medida, se realizó de forma paulatina… aunque la evolución social hizo que se aplicasen ciencia y tecnología a través de la información para conseguir estas mejoras.

Varios de los beneficios de la accesibilidad Web.

  • Actualidad: Con la electrónica y la informática aparecieron nuevos oficios y profesiones que obligaron a una nueva mayor especialización del obrero… y así llegamos hasta nuestros días donde la actividad laboral (al menos en el mundo desarrollado) está reglada y normalizada, en tal grado que el propio empresario (ya no solo por cumplir con normas o reglamentos) se preocupa por el correcto estado de sus trabajadores ya que repercute en su actividad y producción.

Ahora, que ya hemos dado un breve paseo por la historia, podemos apreciar el proceso que ha sufrido nuestra vida y nuestra relación con el trabajo y ser conscientes de donde viene el origen de las leyes que regulan el bienestar de los trabajadores, lo que hoy conocemos como la Ley de Prevención de Riesgos Laborales .

En CEFORA tenemos un plan que te va a interesar… si quieres que te formemos o te ayudemos a aplicar esta normativa, no dudes, ponte en contacto con nosotros…

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *