Redes sociales para empresas: un arma de doble filo con ventajas y desventajas.


Todas las empresas quieren mantener un buen posicionamiento y una buena visibilidad en las redes sociales, tales como Twitter, Facebook o Instagram. Pero realmente, pocos conocen cuáles son las ventajas y las desventajas de ellas.

Las redes sociales son un arma de doble filo: tienen su parte buena, siempre que se gestionen bien, pues aumentan la visibilidad de una empresa o marca, pero puede volverse muy en nuestra contra cuando abusemos de ellas, o bien no sepamos cómo gestionarlas. En este artículo, te ponemos unos ejemplos muy claros sobre qué hacer y qué no para promocionar nuestra marca en las redes.

 

Copia de Copia de Learn more

 

Ventajas de las redes sociales (para las empresas que hacen un buen uso de ellas):

 

  1.    Aumentan la visibilidad de una marca. En la actualidad, si no la totalidad de clientes potenciales, sí una muy amplia parte, tienen un perfil en las redes sociales. Por eso, se han convertido en un escaparate ideal para miles de marcas, empresas o emprendedores. Enseñar tu producto o servicio es indispensable para que nuestro target lo vea, lo analice, busque alternativas, y por último, decida o no hacer la compra.
  2.    Mejoran la reputación online de tu negocio. Lo primero de todo, establecer una buena estrategia de comunicación es de vital importancia para la reputación online del negocio. También es importante compartir contenidos de calidad, que sean prácticos para nuestros clientes potenciales; al igual que tener un buen servicio de atención al cliente. La figura del Community Manager aquí es imprescindible: alguien que sepa qué decir y cómo hacerlo, haciendo frente tanto a las opiniones positivas como negativas. Al igual que un buen redactor para los contenidos propios que compartamos en nuestras redes.
  3.    Atraen mayor tráfico a nuestra web. Siempre que generemos contenido de interés para nuestros clientes potenciales, atraeremos a dichos clientes a nuestra página web mediante las redes sociales que hayamos utilizado para promocionarla.
  4.    Abren nuevas posibilidades de mercado. Gracias a las redes sociales podemos establecer un perfil común de nuestros clientes, tales como edad, sexo, intereses… y podremos situarnos en nuevos mercados, previamente analizados, que cubran la demanda de nuestro target.
  5.    Facilitan la comunicación empresa-cliente. Cuando tu empresa quiera dar un comunicado, una explicación, un aviso… tiene las redes sociales para hacerlo, y a sus clientes para escucharlo. Además, en el proceso post venta, surgen numerosas dudas en el consumidor, que pueden ser resueltas gracias a las redes sociales.
  6.    Anulan las barreras geográficas y temporales. ¿Qué más da que tu consumidor esté en España, Alemania, China o Nueva York? Las redes sociales sirven para esto, quitan las barreras geográficas, y más importante, las temporales. ¡No tendrás que esperar días mandando una comunicación a un consumidor, o una carta de disculpa a un cliente insatisfecho!
  7.    Facilitan el estudio de nuestra competencia. ¿Qué publica la competencia? ¿Cuáles son sus productos estrella y el precio de éstos? ¿Por qué los clientes prefieren el negocio de al lado, en vez de el nuestro? Todas estas preguntas tendrán respuesta gracias a las redes, y a la opinión de los consumidores.
  8.    Te permite conocer lo que demanda tu público objetivo. Si sigues a tu target en las redes, sabrás qué cosas le interesan y cuáles no. Establecer un patrón común en tus clientes potenciales es muy sencillo, ¡y además muy útil!
  9.    Es el mejor escaparate para tus productos o servicios. Qué mejor lugar para promocionar tus productos o servicios que las redes sociales. Simplemente por su universalidad, puedes anunciar todo aquello que ofreces sin tener un lugar físico destinado a ello, ¡y puedes realizar compras y ventas por internet!
  10.  Sirven para fidelizar a nuestros clientes. Entramos aquí en el proceso post compra. Un cliente satisfecho podrá dejar comentarios positivos en nuestras redes sociales, que harán de imán para nuevos consumidores. Y en el caso de que haya algún cliente insatisfecho, los comentarios negativos también aportan valor. Es aquí cuando entra también la figura del Community Manager. Da una explicación al cliente, le pide disculpas, y soluciona su problema. Así la comunidad se da cuenta que tu empresa está abierta todo tipo de opiniones, y dispuesta a solucionar los problemas derivados de la compra de sus clientes. ¡Te diferenciarás así de la competencia!

 

Desventajas de las redes sociales (para empresas que hacen un mal uso de ellas):

 

  1.    Sólo hablar de nosotros. El principal uso negativo de las redes sociales es hablar únicamente de tu empresa. ¡No lo hagas! Inserta contenidos de terceros (periódicos, blogs, foros…). Fotografías de otras redes sociales, opiniones de consumidores, noticias sobre un tema concreto… Muy importante: siempre que utilices herramientas de otros portales, sitios web, periódicos… ¡no olvides nombrarlos! A fin de cuentas, el contenido es suyo.
  2.    Problemas de reputación para tu negocio. No hace falta ser un genio para utilizar las redes sociales, pero sí tener bien realizado un plan estratégico para darles un buen uso. La mala utilización de las redes, así como la pasividad ante determinados comentarios, no hacer publicaciones, etc. harán que tu reputación caiga por los suelos en las redes, y por ende, en la sociedad.
  3.    Exigen demasiado tiempo de dedicación. La gente piensa que crear y administrar redes sociales no lleva tiempo, ni dedicación. Pero se equivocan. Las redes deben estar en constante actualización, con contenidos nuevos, infografías, imágenes, vídeos, dando respuesta a aquellos clientes que nos preguntan y a aquellos consumidores que nos ven por primera vez en Twitter, Facebook, Instagram… Tienes que ser atractivo para tu público, y ello conlleva mucho tiempo de dedicación. No conseguirás seguidores a la primera, pero tienes que estar al pie del cañón para que tu empresa despegue como se merece en el mundo virtual.
  4.    Requieren de un personal cualificado. Aunque mucha gente piense que cualquiera puede manejar las redes sociales, no es así. Habrá que contar con un profesional de Marketing, o con un Community Manager para ello. Ellos saben analizar las estadísticas, publicar contenido dependiendo de tu público objetivo, tus metas… en definitiva, llegarán a conocer tu negocio casi tanto como tú.
  5.    No son gratuitas al 100%, y exigen una inversión adecuada. Actualmente, algunas redes sociales como Facebook, Twitter o Linkedin, establecen restricciones respecto a la visibilidad y alcance orgánico de los negocios, invitándolos literalmente a invertir en publicidad. Invertir en publicidad online es algo bueno para tu negocio, pues alcanzarás a tu target con mayor facilidad, y además lo harás a un bajo coste. Eso sí, es necesaria la contratación de personal cualificado para realizar estas tareas, ya que se mueve dinero real, siempre y cuando no quieras seguir sumando errores a esta lista de desventajas.
  6.    Nos exponen a críticas muy negativas, y a los temidos “trolls”. Tendrás que estar abierto a que a los consumidores no les guste los productos y servicios que ofreces, es una realidad. Siempre hay que intentar hacerlo lo mejor posible, y abordar este punto de una manera racional, pausada, tranquila y con decisión. No tienes que salirte de tono, piensa que las críticas nos sirven para mejorar, ¡y eso debes hacer, utilizarlas! Tendrás, también, que lidiar con los temidos “trolls”, aquellas personas que no se conforman con nada, y se quejan por todo, pero… ¡a por ello!
  7.    Los errores quedan expuestos a todo el mundo (pero los aciertos también). Si no realizas una buena gestión de las redes, todos los errores quedarán expuestos al público. Pero si aciertas y eliges a profesionales en la materia para el cometido del Social Media, serán los aciertos los que quedarán expuestos al público, ¡muy bien!

 

Las redes sociales, en definitiva, son muy buenas para las empresas, pues abre ventanas a nuevos horizontes y les ayuda a interaccionar con sus potenciales clientes. De esta manera, y para evitar las temidas desventajas, lo ideal es apostar por una buena gestión profesional, de la mano de un Community Manager.

 

En CEFORA podemos ayudarte a establecer la estrategia de comunicación de tu empresa, ¡sólo tienes que contactar con nosotros!

Trabajamos por ti y para ti.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *