Plan de Igualdad


 

 

Los planes de igualdad de las empresas, son un conjunto de medidas, que tienen el objetivo de alcanzar igualdad de trato y de oportunidades, y eliminar la discriminación por razón de sexo.

Por eso es que se deberán adoptar medidas acordadas por los representantes de los trabajadores, que eviten cualquier discriminación laboral entre hombres y mujeres.

Las empresas, aplicarán un plan de igualdad cuando se establezca en el Convenio colectivo. En las empresas de más de doscientos cincuenta trabajadores, es obligatorio. Sin embargo, para las demás empresas, la elaboración e implantación de un plan de igualdad será voluntario.

Para conseguir todos estos objetivos, las empresas deberán tener en cuenta entre otras cosas:

  • El acceso al empleo
  • Clasificación profesional
  • Promoción
  • Retribuciones
  • La conciliación laboral, familiar y personal
  • La prevención del acoso sexual y del acoso por razón de sexo.

Si realizas una inversión en el Plan de Igualdad, el Ministerio de Trabajo le proporciona un distintivo a tu empresa. Esta distinción, podrá ser utilizada en el marco comercial y con fines publicitarios en Responsabilidad Social Corporativa, mejorando la imagen ya reputación de tu empresa, y podrán adjuntar contratos con las Administraciones Públicas.

En caso de que se incumpla el Plan de Igualdad, se considerará infracción grave no cumplir las obligaciones que se establecen en el Estatuto de los trabajadores o en el convenio colectivo que sea de aplicación, pudiendo ser sancionada la persona que lo incumpla, con una multa de entre 626 y 6.250 euros.

También, será una infracción muy grave no elaborar, o no aplicar el plan de igualdad , o hacerlo incumpliendo los términos previstos. La consecuencia será una multa de entre 6.251 y 187.515 euros, además de ser posible la imposición de otras sanciones accesorias como pérdida de ayudas, bonificaciones u otros beneficios.

Por ello, se implantará un Plan de Igualdad en las empresas, para fomentar los planes de igualdad y conciliación, al igual que otras iniciativas para aumentar el número de mujeres en el ámbito empresarial.

El plan está formado por 61 medidas, que podemos separar en dos partes. Por un lado, están los objetivos y medidas dirigidas a incorporar la igualdad al trabajo Institucional, y la comunicación con un lenguaje que no sea sexista. Y por otro lado, que la empresa se centre en las medidas dirigidas al acceso de funcionarios, la promoción, la formación y la igualdad de las retribuciones y los derechos de la vida laboral y familiar, además de la prevención del acoso sexual y por razón de sexo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *